Se lucieron dentro y fuera de la cancha. Aunque con su propio estilo, cada uno de los integrantes del plantel de la Selección nacional se destacó por sus elecciones estilísticas. Un repaso por las mejores perlitas de la albiceleste.

Las finales del mundo -y mucho más las que tienen a jugadores argentinos como protagonistas- siempre dejan perlitas y dan que hablar. Además de lucirse dentro de la cancha, muchos de los integrantes del plantel de la Selección Argentina que se consagró como campeona del Mundial de Qatar 2022 se destacan por sus elecciones estilísticas, a menudo estrambóticas. Un repaso por las propuestas de moda más extravagantes que dejaron los partidos que disputó la albiceleste y sus significados.

“Que los jugadores marquen el camino no surge con el Mundial Qatar 2022, viene de antes. Los cortes y estilos de pelo, por ejemplo, dan una pista visual de algo más profundo, de convicciones políticas y personales. Son manifestaciones de poder. En una sociedad donde la comunicación en redes sociales está enviciada, los diferentes estilos se presentan como una nueva forma de comunicación en silencio. Estamos ante las puertas de cambios muy grandes”, sostuvo en diálogo con Infobae Patricia Doria, diseñadora de indumentaria y directora del área de Moda de la Universidad de Palermo.

Los cortes que aparecen en cada Mundial marcan tendencia (REUTERS)

En la concentración de la Selección en la Universidad de Qatar había tiempo para planificar los próximos partidos del Mundial, estudiar al rival y entrenarse. Pero también para afianzar el grupo, distenderse, comer asados, jugar al truco y hasta cortarse el pelo. Pero no había necesidad de buscar peluquerías en Doha porque los jugadores de la Scaloneta tenían a su propio estilista. Daniel Alejandro Albornoz, más conocido en el ambiente como Dany Ale, acompañó a la delegación argentina en su última parada del año (y la más importante).

El peluquero oficial de la Selección también jugó sus partidos y fue el encargado de emprolijar a Lionel Messi, Rodrigo De Paul, Enzo Fernández, Julián Álvarez y compañía. De hecho, su particular corte a Emiliano Dibu Martínez, quien lució la bandera argentina al costado de su cabeza en el cruce de octavos de final ante Australia, fue uno de los más llamativos. El arquero contó luego que se trató de una apuesta con sus compañeros de equipo.

Durante la transmisión que realizó el Kun Agüero junto a Messi, que causó furor entre sus seguidores, irrumpió Alejandro Papu Gómez con un nuevo corte de pelo que generó una ola de memes y cargadas dentro del plantel argentino. La intención del futbolista del Sevilla era parecerse a David Beckham y le pidió al coiffeur de la Selección que hiciera su trabajo. Pero el resultado no fue el esperado y le tiró la bronca al “peluca” (peluquero).

“Dame dos o tres días para que se acomode el corte”, le pidió el Papu al Kun, quien no podía parar de reírse. “Para mí le quedó mal. Él se quiso cortar como Beckham y terminó como mi tía. Significa que quedó mal”, bromeó luego Rodrigo De Paul.

Previo al gran momento de la selección argentina, Lionel Messi recibió una distinción especial por parte de los anfitriones nunca antes vista en una copa del mundo. En un momento de sorpresa para el mismo jugador y de intriga ante lo que ocurría, el presidente de la FIFA, Gianni Infantino, y el actual emir de Qatar, el jeque Tamim bin Hamad Al Thani, le pusieron una túnica. Según explicó el productor y director, Tallie Dar, esa capa se trata de un gesto de honor que Qatar le dio al capitán de la albiceleste. Además, de un símbolo de realeza, estilo y elegancia.

Denominada como “Bisht” o “Beshth”, “los guerreros árabes lo usaban después de una victoria. También lo usa la familia real”, señaló el comunicador canadiense. Al tiempo que destacó que “el emir de Qatar le dio el honor a Messi en señal de respeto”. “Es un guerrero que ganó por su país Argentina”, agregó.

De color negro, marrón, beige, crema o gris, estas ropas son elegidas por el clero, funcionarios no religiosos, seculares o jefes tribales, reyes e imanes. En resumidas cuentas, se trata de una capa que está vinculada con la realeza, la posición religiosa, la riqueza y los ritos. Una suerte de traje y corbata para los occidentales.

Su uso está destinado a ocasiones importantes, tales como bodas o peregrinaciones religiosas. Pero también tiene otro significado, según indicaron diversos medios internacionales. De este modo, esta túnica evidencia estatus y además señala “la opulencia, la monarquía y las ocasiones ceremoniales. Es comparable a ponerse una corbata negra en el oeste”, resaltaron desde el periódico El Mundo.

Una hora antes de cada partido, la postal era siempre la misma: Rodrigo De Paul, Leandro Paredes y Alejandro Papu Gómez deambulaban por el mediocampo, tomaban fotos con sus celulares, se divertían y clavan sus ojos en las banderas y en los hinchas que teñían de celeste y blanco las tribunas. Cada tanto, entre charlas y carcajadas, metían las manos en el fondo de los bolsillos de sus shorts, le quitaban el envoltorio a un caramelo y, casi al unísono, se lo llevaban a la boca.

Para participar de este ritual, el jugador de 28 años, que siempre se muestra muy interesado en todo lo relacionado con su imagen personal e incluso marca tendencia con sus indumentarias habituales, no se desprendió ni una sola vez de sus piezas de joyería por excelencia: un aro colgante en forma de cruz y un collar de cadena dorada con un dije de candado, un accesorio que se volvió clave en sus looks. Sin embargo, sí se vio obligado a hacerlo antes de comenzar cada partido.

El regla número 4 de la International Football Association Board aclara, sobre el equipamiento de los futbolistas, que “los jugadores no deberán llevar equipamiento ni objetos peligrosos”. “Se prohíbe todo tipos de accesorios de joyería. Los jugadores tendrán la obligación de quitárselos y no se permite cubrirlos con cinta adhesiva”, reza la normativa. Si bien lo que se dictamina está más que claro, la IFAB también sostiene que “el árbitro deberá amonestar a todo jugador que rehúse acatar esta regla o que vuelva a ponerse el objeto o la prenda”.

Fuente: Infobae