Un grupo de científicos estadounidenses analizó los hashtags en los videos sobre consejos de alimentación de la red social y encontró contenidos que pueden perjudicar a los jóvenes.

Científicos estadounidenses afirman que TikTok está promoviendo culturas dietéticas “tóxicas” entre los adolescentes y los jóvenes de todo el mundo. Los investigadores lanzaron la advertencia tras analizar 1.000 de los vídeos más populares -vistos más de mil millones de veces- con hashtags relacionados con el fitness o la alimentación.

El estudio reveló que los consejos de los vídeos son de baja calidad, no están respaldados por pruebas y a menudo promueven relaciones poco saludables con la comida.

La mayoría de los consejos dietéticos proceden de influencers, que no son expertos y que, en cambio, se hicieron famosos por ser atractivos o carismáticos.

“Cada día, millones de adolescentes y adultos jóvenes reciben contenidos en TikTok que ofrecen una imagen muy poco realista e inexacta de la alimentación, la nutrición y la salud”, afirmó la doctora Lizzy Pope, dietista de la Universidad de Vermont que dirigió el estudio.

“Quedar atrapado en TikTok para perder peso puede ser un entorno realmente duro, especialmente para los principales usuarios de la plataforma, que son los jóvenes”, agregó la especialista. TikTok, en particular, es una aplicación atractiva para los jóvenes, ya que el 60% de la base de usuarios tiene entre 16 y 24 años, un grupo etario especialmente vulnerable a los trastornos alimentarios.

Estos se desarrollan con mayor frecuencia entre los 12 y los 25 años y afectan a alrededor del 3% de las mujeres en algún momento de su vida.

Pope advierte que los jóvenes pueden desarrollar una visión deformada de la salud y de cómo tratar su cuerpo debido a la información que se difunde en TikTok.

El equipo de investigación analizó 100 vídeos de 10 hashtags populares relacionados con la nutrición o el fitness para su estudio, publicado días atrás en la revista científica PLoS One.

Cada uno de los hashtags tenía más de 1.000 millones de visitas en TikTok desde que los investigadores comenzaron el estudio en 2020. Estos incluían: #bodypositivity, #diet, #fatloss, #MealPrep, #PlusSize, #WeightLoss, #WeightLossCheck, #WhatIEatInADay, #WeightLossJourney, #Nutrition.

Los vídeos variaron drásticamente. Algunos incluyen personalidades que comparten recetas y sus hábitos alimenticios diarios con los espectadores. Otros dan consejos y trucos para perder peso y reducir la grasa del cuerpo. Algunos discuten temas de los otros vídeos, comentando los beneficios y perjuicios de la cultura de la dieta tanto en TikTok como en general.

“El hecho de que miles de millones de personas vean contenidos sobre el peso en Internet dice mucho sobre el papel que desempeña la cultura de las dietas en nuestra sociedad”, afirmó la doctora Marisa Minadeo, experta en nutrición de Vermont que también participó en el estudio.

¿Cómo usar las redes sociales de forma segura?

Para evitar problemas con los vídeos de dietas en TikTok y otras redes sociales, existen algunas recomendaciones que vale la pena seguir.

– Investigar lo que se ve en los vídeos.

– Saber qué profesión tiene la persona que recomendó la dieta y si es especialista en el área.

– Si el objetivo es bajar o aumentar de peso, siempre es importante asesorarse con un nutricionista. Cada proceso es diferente y seguir dietas tiende a ser peligroso.

– En caso de tener síntomas o sospechas de tener un trastorno de conducta alimentario, lo mejor es buscar ayuda profesional.

No se trata de demonizar todos los vídeos sobre dietas en TikTok o cualquier red social. Algunos seguramente tienen información interesante. Sin embargo, hay que averiguar quiénes son las personas que dan esos consejos y si su aplicación acarrea algún riesgo.

Lo asociado con la alimentación es delicado e influye sobre el bienestar. Por eso, hay que considerar el criterio de las personas expertas en el tema. Lo mismo ocurre con los vídeos de rutinas de ejercicios o de salud.